martes, 8 de agosto de 2017

9 DE AGOSTO

Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo


Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.
En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo reafirmamos los derechos de los pueblos indígenas y nuestro compromiso común de promover los valores de la equidad, la justicia y la dignidad para todos.
Los pueblos indígenas representan una enorme variedad de personas: 5.000 grupos diferentes en 90 países. Constituyen más del 5% de la población mundial, unos 370 millones de personas. Son, en su conjunto, custodios de un valioso patrimonio cultural que en muchos casos está desapareciendo rápidamente. Vemos su creatividad y sus innovaciones en las artes, la literatura y las ciencias. El tema de la celebración de este año pone de relieve esas contribuciones: "Diseños indígenas: celebrando nuestras historias y culturas, creando nuestro propio futuro".
Los pueblos indígenas se enfrentan a muchos problemas para mantener su identidad, sus tradiciones y sus costumbres, y sus contribuciones culturales son en ocasiones explotadas y comercializadas, con escaso o ningún reconocimiento. Debemos hacer un mayor esfuerzo por reconocer y reforzar su derecho a controlar su propiedad intelectual y ayudarlos a proteger, desarrollar y obtener compensación justa por su patrimonio cultural y sus conocimientos tradicionales que, en última instancia, nos benefician a todos.
Aliento a los Estados Miembros a que adopten medidas concretas para hacer frente a los problemas que tienen ante sí los pueblos indígenas, como la marginación, la pobreza extrema y la pérdida de tierras, territorios y recursos. Los países deben también comprometerse a acabar con los graves abusos de los derechos humanos que sufren los pueblos indígenas en muchas partes del mundo.
Mientras aguardamos con interés la celebración de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas en 2014, insto a todos los Estados Miembros a que colaboren plenamente con los pueblos indígenas a fin de presentar ideas y propuestas prácticas para la acción en este importante acontecimiento.
Celebremos y reconozcamos juntos las historias, las culturas y las identidades específicas de los pueblos indígenas del mundo. Al mismo tiempo, trabajemos para fortalecer sus derechos y apoyar sus aspiraciones.
Ban Ki-moon
Secretario General
Naciones Unidas


martes, 1 de agosto de 2017

Día de la Pachamama: cómo es el popular ritual en homenaje a la Madre Tierra
 El 1 de agosto se celebra el Día de la Pachamama. Se trata del festejo más popular de los pueblos originarios de América Latina. El día celebra a la Madre Tierra: "Pacha" en aimara y quechua significa tierra, mundo, universo.
En la ceremonia, creada por los pueblos de los andes centrales, se realizan una serie de ofrendas para festejar la naturaleza "protectora" y fecunda de la tierra, que varían según la región.
En la provincia de Salta, por ejemplo, la ceremonia apunta a recordar que todo lo creado proviene de la tierra. Pero además, es característico que los habitantes enciendan un sahumerio para ahuyentar los posibles males que hayan quedado en sus casas.
En la provincia de Jujuy, por otro lado, luego de una comida comunitaria, se cava un hoyo y se da de comer y beber a la Pachamama.
Se depositan hojas de coca, chicha, alcohol y cigarrillos. Luego se tapa el pozo con tierra, botellas de alcohol y vino. Para completar la ceremonia, los presentes se toman de la mano para expresar el espíritu de hermandad que reina, y danzan alrededor del hoyo ya tapado, al son de la caja, flauta y la copla.
En todos los casos, sin embargo, los rituales están a cargo de las personas mayores de la comunidad.
La fe centrada en la Pachamama convive en muchos casos con el cristianismo. Se producen entonces sincretismos entre las creencias: por ejemplo, en Bolivia, la Pachamama es identificada con la Virgen de Copacabana en La Paz, y la Vírgen del Socavón en Oruro. En Perú, la Pachamama es identificada con la Virgen de la Candelaria.
En Argentina, desde la Iglesia se comparte el ritual y, por ejemplo, la parroquia de la Medalla Milagrosa a cargo de los padres lateranenses ha entregado sahumerios de incienso y mirra con un volante con el "Rito para la Bendición del Hogar, 1° de agosto", con una lectura de la Carta del apóstol a los Cristianos de Efeso y oraciones.
Dentro de Argentina, el ritual se extendió desde las provincias del norte hacia el resto del país. El año pasado, se realizó en el Obelisco de Buenos Aires un encuentro llamado "La Ciudad celebra Jujuy", en donde el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales , la secretaria de Pueblos Indígenas de la provincia, Natalia Sarapura, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj , y el vicejefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli , rindieron culto a la Madre Tierra pidiendo por el trabajo, la salud, los recursos naturales, la paz y la unión de los argentinos.

miércoles, 12 de julio de 2017

A partir de la Ley 25.598 se declara el día 12 de julio de cada año como Día Nacional de la Medicina Social, en homenaje a todos los médicos que se desempeñan en ese área y en especial al cardiocirujano Doctor René Gerónimo Favaloro, en conmemoración de la fecha de su nacimiento.
Favaloro nació el 12 de julio de  1923 en una casa humilde de La Plata. Con apenas cuatro años de edad, comenzó a manifestar su deseo de ser «doctor». Al finalizar la escuela secundaria ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata. Realizó su residencia en el Hospital Policlínico de la capital bonaerense, donde vivió durante dos años de forma muy austera entre los pacientes que atendía, hasta que se recibió en 1949.
A poco de graduarse, le llegó una carta de un tío de la localidad de Jancito Aráuz, en la zona desértica de La Pampa, en la cual le contaba que en su pueblo de 3500 habitantes se necesitaban médicos. Allí comenzó a interesarse por cada uno de sus pacientes, en los que procuraba ver su alma. De esa forma pudo llegar a conocer la causa profunda de sus padecimientos. Junto con su hermano Juan José puso en marcha un centro asistencial y logró reducir la mortalidad infantil en la zona, al igual que las infecciones en los partos y la desnutrición, todo gracias a campañas de difusión sanitarias.
Tras 12 años como médico rural, se traslada a Cleveland, y luego de trabajar en el tratamiento de las afecciones vasculares comienza a interesarse, en 1967, por la utilización de la vena safena en las intervenciones coronarias. La estandarización de esa técnica sería conocida como bypass, y sus especificidades serían publicadas en 1970 en revistas especializadas de los Estados Unidos.
El profundo amor por su patria hizo que Favaloro decidiera regresar a la Argentina en 1971, con el sueño de crear una clínica de alta complejidad similar a los centros asistenciales en los que había trabajado en el exterior. Con ese objetivo creó la Fundación Favaloro en 1975 junto con otros colaboradores y afianzó la labor que venía desarrollando desde su regreso al país.
Además de los grandes aportes en Cirugía Cardiovascular y en Cardiología Intervencionista, Favaloro desarrolló junto a su equipo una importante labor docente. Más de cuatrocientos cincuenta profesionales, provenientes en su mayoría de todos los puntos cardinales del país y de América Latina se formaron bajo la supervisión de Favaloro en su fundación, la mayor cantidad de residentes formados en un solo centro. En la actualidad, muchos de ellos son jefes y directores de servicios de cardiología de reconocida trayectoria. El deseo de Favaloro de ser recordado «como docente más que como cirujano» se hace realidad cada vez que un paciente es atendido por uno de sus discípulos.


lunes, 10 de julio de 2017

CEPAL
11 de julio: Día mundial de la población
A mediados de 1998, la población mundial era de 5.910 millones de personas y, según las proyecciones, de aquí a un año sobrepasará los 6 mil millones. Cada segundo se agregan 3 personas; cada día, 255.000, y cada año, 81 millones. En América Latina y el Caribe reside un 8% del total; es decir, 484 millones de personas, de las cuales más de la mitad están en Brasil y México.
"Estas cifras constituyen un acontecimiento extraordinario para la humanidad. En ningún período de la historia se ha sostenido un crecimiento de población tan rápido, mejorando, simultáneamente, los estándares de salud y nutrición para la mayoría de los pueblos del mundo. Al mismo tiempo, la fertilidad y el tamaño de la familia ha caído más velozmente que nunca antes. El impulso del crecimiento poblacional ha sido menor y continuará siéndolo aun más. Tenemos algo que celebrar."
Así lo afirma la Dra. Nafis Sadik, Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP), en su mensaje con motivo del Día Mundial de la Población, que se conmemora el 11 de julio, desde 1987, año cuando llegó al mundo la persona que totalizó los 5 mil millones.
La mayor generación de jóvenes que jamás hubo en el mundo - 1.165 millones de entre 15 y 24 años de edad - está ahora llegando a la adultez. Para la doctora Sadik, "será la juventud quien determine, en gran medida, la marcha del crecimiento de la población en el próximo siglo, mediante sus decisiones sobre el tamaño de sus familias y el espaciamiento entre cada embarazo. Influirá en sus determinaciones el bienestar económico, su educación y estado de salud , así como el acceso a la información y a los servicios destinados a la salud reproductiva y sexual, incluyendo la planificación familiar".
Sólo así las mujeres, especialmente las más jóvenes, podrán tener mayor habilidad para decidir libre y responsablemente sobre la llegada de los hijos. "Ello depende crucialmente del comportamiento de los hombres, quienes, en su calidad de padres, esposos, profesores y líderes, deben estar preparados para comprender el derecho a elegir que tienen las mujeres y apoyarlas en sus decisiones y opciones. Así todos saldrán fortalecidos", enfatiza la Directora Ejecutiva del FNUAP.
La salud reproductiva fue considerada un derecho humano en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, celebrada por la ONU en 1994. "Trabajemos para que este derecho sea una realidad. Si las mujeres pueden elegir, ellas tendrán menos hijos que sus madres. Las familias serán más pequeñas y el crecimiento de la población más lento y equilibrado. Esa es la lección de los últimos 30 años", finaliza la doctora Sadik.